Las tendencias del turismo en 2021 tienen un claro condicionante: la pandemia de la Covid-19. Aunque con un ligero matiz con respecto a 2020: el ritmo de vacunación puede hacer que se recuperen algunos aspectos de lo que se ha dado en llamar la ‘vieja normalidad’. En estas líneas aportamos algunas claves al respecto.

Las tendencias del turismo en 2021

Esta es una selección de tendencias del turismo en 2021, tanto desde el punto de vista del viajero como de las empresas y profesionales del sector turístico.

Medidas sanitarias: han llegado para quedarse

Aunque la vacunación avance a buen ritmo, no está previsto que se eliminen las principales medidas sanitarias de estos meses. En especial, la obligatoriedad de la mascarilla en interiores. Por tanto, será necesaria en el transporte público, en zonas comunes de hoteles, etc. En cambio, la obligatoriedad en exteriores podría relajarse.

Turismo de cercanía

Aún parece pronto para que se reactiven los grandes circuitos de touroperadores. Y, de producirse, serán más bien a finales de año. Todo dependerá del ritmo de vacunación en los mercados emisores y de las recomendaciones o prohibiciones que dichos mercados establezcan sobre España. Por tanto, el perfil del turista en este año seguirá siendo principalmente nacional, en estancias a menudo más cortas y con carácter familiar.

Los mayores, primero… y los jóvenes, también

Si atendemos a la edad, es esperable que los viajes organizados de la tercera edad sean los primeros en reactivarse, como ya se está empezando a notar en determinados destinos de sol y playa. Y cabe prever que también se animarán, a su manera, los jóvenes, deseosos de retomar su ocio tras más de un año de restricciones. En el medio de esta ‘pinza’, la franja adulta que, previsiblemente, tendrá un ritmo de vacunación desigual y se animará más tarde.

Flexibilidad y turismo de ‘oportunidad’

Ante la incertidumbre de rebrotes y restricciones de movilidad, se seguirán dando dos consecuencias. Por un lado, la tendencia a reservar los viajes con poca antelación, lo que facilita la búsqueda de oportunidades de último minuto. Y por otro lado, el esfuerzo de los establecimientos turísticos para ofrecer gran flexibilidad ante cancelaciones y cambios de fecha.

Aumento del turista de ‘calidad’

Los turistas que decidan viajar en este año lo harán porque se lo pueden permitir económicamente y porque tienen la convicción de que desean conocer el destino. Y estos son dos factores que elevan su ‘calidad’ y, probablemente, su gasto medio.

Turismo más ‘slow’, natural y rural

El slow tourism, o turismo “slow”, no es estrictamente una de las tendencias del turismo durante la pandemia, pero se adapta bien a ella. La búsqueda de espacios poco masificados y el disfrute de los pequeños detalles a un ritmo más relajado son sus señas de identidad. Y encajan bien con el turismo rural y de naturaleza.

El turismo después de la pandemia

Resulta difícil saber cómo será el turismo después de la pandemia y qué tendencias habrán llegado para quedarse o serán solo estacionales. En cambio, las empresas y profesionales del sector deben concebir esta situación como una oportunidad para consolidar aquellos aspectos que pudieran tener un enfoque positivo y que ayuden a la mejora del servicio. Por ejemplo, la digitalización de determinados procesos (ventas y reservas, soporte y atención al cliente, virtualización de determinadas experiencias, etc.) y la fidelización de los viajeros mediante la demostración de una especial consideración hacia ellos pues, al fin y al cabo, están realizando un esfuerzo especial por viajar.