Todos estamos escuchando mucho el término METAVERSO; empecemos por entender un poco qué es este nuevo concepto y de dónde sale.
Hablamos de un espacio digital donde las personas pueden interactuar entre sí y con objetos en tres dimensiones (3D). El nuevo metaverso no es solo un escape de la realidad, sino un lugar donde las personas pueden ir para ser ellas mismas, explorar su creatividad y divertirse.

El término metaverso se escucha por primera vez en una novela de 1992 llamada “Snow Crash”, y es un término que se usa para describir visiones de espacios de trabajo tridimensionales o virtuales. Este metaverso, por lo tanto, significa un mundo virtual en el que podemos interactuar, y que ha sido creado para parecerse a una realidad externa.

En cuanto al concepto preciso de metaverso por el que apuestan Facebook y otras empresas; la idea sería la de crear un universo paralelo y completamente virtual, al que podremos acceder con dispositivos de realidad virtual y realidad aumentada, de forma que podamos interactuar entre nosotros dentro de él, y desde fuera con el contenido que tenemos dentro.

¿Será el futuro del marketing y de la publicidad?

La respuesta es sencilla, sí.

El marketing de realidad virtual se puede utilizar para crear experiencias inmersivas para los clientes. También se puede usar para brindarles más información sobre los productos que están considerando comprar. Realizar un “viaje” o enseñarles una casa que quieran adquirir sin tener que desplazarse. Las posibilidades son infinitas.

Dicho de otra manera, usar esta tecnología de RA o RV para mejorar la conversión de nuestro eCommerce.

En la publicidad las posibilidades actuales giran alrededor de los siguientes formatos: vallas publicitarias, vídeos, experiencias interactivas y personalizadas. Pero ya se ven conferencias realizadas con hologramas, conciertos, obras de teatro… estamos tocando con los dedos un mundo publicitario en 3D.

¿Dónde podemos encontrar el Metaverso?

Actualmente los universos virtuales más populares están asociados a videojuegos y gamers. Fornite o Roblox suelen ser los más conocidos entre usuarios.

Miremos más allá de empresas de juegos y es que no solo se trata de jugar y sociabilizar en el Metaverso, cada vez está más cerca trabajar o estudiar en él.

El ejemplo más sonado es de Facebook y su lanzamiento de Horizons Workrooms, una herramienta de reuniones virtuales a través de la que nos «teletransportaremos» a cualquier sala de reuniones del mundo, y que ya se está probando.

Omniverse

Uno de los proyectos más avanzados y potentes es el Omniverse de la empresa Nvidia. Este proyecto cuenta con más de 50.000 creadores (es de código abierto), y se presenta como una tecnología para construir gemelos digitales y universos industriales. Sin entrar mucho al detalle, Omniverse está centrada en la solución de problemas en proyectos industriales. Puede conectar equipos de diseño para colaboración remota, simular fabricas digitales, piezas de ensamblaje… en resumen, estas nuevas innovaciones reducirán los tiempos de planificación, mejorarán la flexibilidad y precisión y, en definitiva, producirán procesos de planificación un 30% más eficientes.

Actualmente hay muchas empresas que apuestan por este “marketing del metaverso” y muchas otras marcas que están empezando a apostar por el desarrollo de esta tecnología, como la ya mencionada Omniverse además de Axie Infinity, The SandBox, Gather o Zepeto, esta última se ha centrado en generar avatares en 3D que el usuario puede comprar de manera virtual.

¿Metaverso como estilo de vida?

Sin duda. Y aunque el Metaverso en sí mismo aún no existe, ni tiene una definición estandarizada, está claro que está «en construcción». Hay muchas ganas, esfuerzo y recursos de todo tipo para que salga a la luz lo antes posible. Grandes empresas y proyectos descentralizados están avanzando a pasos agigantados.

¿Ya estás en el Metaverso? Explícanos tu experiencia.