El marketing viral es aquel que consigue crear interés y compras potenciales de una marca o producto mediante mensajes que se extienden como un virus, esto es, de forma rápida y de persona a persona, el antiguo boca a boca pero en medios modernos. La idea es que sean los propios usuarios los que elijan compartir el contenido.

Los anuncios virales son vídeos cortos que hacen reflexionar y que están diseñados para que sus destinatarios deseen reenviarlos a muchas otras personas. Funcionan como una especie de técnica de “autopropagación”.

El medio más común de propagación, son las redes sociales.

Queremos centrarnos en este blog en campañas de publicidad que se hicieron virales, dejamos a un lado el contenido de usuarios que han recibido millones de visualizaciones de la noche a la mañana gracias a bailes o canciones pegadizas.

Os dejamos ejemplos de marcas que usaron medios poco explotados y podemos considerar “pioneros” de este tipo de marketing espontaneo y fortuito.

Campaña MTV

Empiezo fuerte con la campaña más exitosa de la historia del marketing viral en nuestro país, Amo a Laura. Realizada por BBDO para MTV, se trata de la primera iniciativa que utilizó únicamente internet para difundirla. El éxito fue tal que hoy en día todos los de la época nos acordamos de ella.

El peor trabajo del mundo

Una de las claves del éxito para que un anuncio se convierta en viral es conseguir despertar las emociones del espectador.  Risa, empatía, tristeza… las historias que nos llegan al corazón siempre triunfan. Este es el caso del anuncio especial para el Día de la Madre de la empresa estadounidense de postales American Greetings.  En él podemos ver como una serie de personas se presenta a una vídeo entrevista de trabajo, al principio todo parece normal, pero cuando empiezan a explicarles cuáles son las condiciones de este trabajo, las reacciones no se hacen esperar. Un precioso homenaje al duro trabajo que millones de madres realizan día a día.

Esta campaña gustó mucho, pero siempre nos hemos preguntado si al final había un puesto vacante para esos candidatos o se irían a casa con la decepción de seguir desempleados.

Van Damme

¿Qué ocurre si mezclas a Van Damme y su impresionante condición física, dos camiones y música de Enya? Pues que creas uno de los anuncios más virales de la historia. El vídeo oficial de Volvo Trucks tiene más de 80 millones de visitas en YouTube.

Un Palo

Esta campaña de Limón y Nada quería probar que lo más sencillo: un palo, una piedra, una caja… un limón, muchas veces es lo que más triunfa. Y así lo demostró, superando el millón de visitas en YouTube. Otro de esos anuncios que nos ha dejado una frase para repetir hasta la saciedad.

Real Beauty Sketches

La marca de cuidado personal Dove, tomó la belleza real como eslogan y lleva ya varios años demostrándonos a mujeres y hombres que se puede triunfar en publicidad, y en la vida, sin responder a los rígidos cánones que establece la industria. En este emotivo vídeo nos muestran un experimento en el que un dibujante realiza dos retratos de la misma mujer basándose solo en las descripciones que oye. El primer retrato lo hace según la descripción que de sí misma hace la mujer retratada. Para el segundo tiene en cuenta la descripción de una tercera persona. ¿Cuál de los dos retratos crees que se acerca más a la realidad? ¿Tendemos a describirnos fijándonos en nuestras virtudes o en nuestros defectos?

Pastas al dente

La marca de pasta Barilla sorprendió a sus clientes y usuarios con listas de reproducción en Spotify con la duración exacta para conseguir una pasta al dente. Mixtape Spaghetti, Boom Bap Fusilli, Moody Day Linguine, Pleasant Melancholy Penne, Best Song Penne, Top Hits Spaghetti, Timeless Emotion Fusilli y Simply Classics Linguine son los nombres de las playlists que ponen banda sonora a los clientes de Barilla cuando se disponen a cocinar.

KFC

El eslogan de KFC fue «it’s finger licking good» durante más de 64 años. Sin embargo, la llegada de la pandemia y lo que significó para la sociedad parecía no alinearse muy bien con la situación que el mundo estaba atravesando.

En lugar de buscar un nuevo eslogan, decidieron apartarse del «finger licking good» durante 48 horas y adoptar una visión más divertida y arriesgada, seguramente fuese justo lo que necesitábamos en ese momento. La estrategia en cuestión fue adoptar los eslóganes de otras conocidas marcas, por un plazo corto de tiempo, no sabemos si para aumentar el índice de viralidad o si fue para evitar problemas con la propiedad intelectual. Bajo el hashtag #UntilWeCanFingerLickAgain, KFC usó los eslóganes de otras empresas desde el “I’m loving it” de McDonald’s hasta el “Gives you wings” de Redbull y consiguió hacerse viral en las redes sociales en muy poco tiempo.

Conclusión, nadie conoce la fórmula para que un video se haga viral, pero una cosa es predominante, hay que ser originales.

Si has estudiado marketing y no sabes por dónde empezar, te sugerimos que te centres en tu público objetivo, apela a emociones fuertes y humor y toma el riesgo de sorprender al mundo.